martes, septiembre 26, 2006

Asalto...

Todo iba según lo planeado. La fuga perfecta estaba a punto de concretarse. Sin culpas que expiar ni remordimientos de madrugada. Hasta que apareció ese señor en la calle Lavalle.

Como no reparar en el o en esa luz que lo envolvía?… Aun puedo ver el resplandor de su barba cuando cierro fuerte los ojos. Un ángel descalzo tocando su flauta solo para mí… con un barril y la lluvia como única escenografía.

Eso y el brillo de sus ojos… Su mirada me siguió hasta el taxi… y me recordó que no hay evasión posible…

6 comentarios:

Lalus dijo...

para cuando una catarata de escritura? porque siempre conformas a tus lectores con cataratas de nada? digo, nada nuevo por leer...

Anónimo dijo...

Poco desde la ultima vez que pase, bueno.. lo mio desaparecio.. no se de que me extraño.. Lastima.. es que es lindo leerte. Besos.

Andrea dijo...

Si vos no tenes ganas de escribir le podes dejar tu lugar a Mauricio. Tal vez él quiera...
jajajajaja

P.M.E. dijo...

Lalus: Estoy un poco divorciado de la Pc. Estoy saliendo con un par de libros... Eso quita tiempo. Igual alguna cosa voy a subir...

Anonimo no tan anonimo: Que paso con lo tuyo? Estaba mucho muy bonito! Una pena... Ojala vuelvan tus pedacitos de realidad. Yo en unos dias vuelvo a poner en funcionamiento esto...

Lalus: Mauricio Arce? Cuando lo vea, le digo.

Abrazos grandes... Gracias por pasarse por mi baldio!!

Andrea dijo...

Ese Mauricio no. Me referia al ex-amigo de Roberta.
Beso

Clau dijo...

Hola, como va eso? los dias se hicieron muchos, pero esta bien.. dijiste dias, no cuantos. Espero leerte pronto.

Free counter and web stats