miércoles, febrero 29, 2012

Otra lluvia

Un nene se suelta
de su Madreparaguas
y saca la lengua
para ponerle gusto a lluvia

Todos corren
como si de la fugacidad amarilla
dependieran sus húmedas
existencias

Yo los veo
sin saber
que carajo voy a hacer
ahora

Me mojo
para ponerle un Kohinoor
a esta tarde
sin salida

8 comentarios:

Haiku dijo...

Nunca entendí a la gente que usa paraguas (yo uso paraguas).

*A* dijo...

Señor de las cataratas, que húmedo y cercano es usted, como si lo conociera aparte de sus letras

Tarántula dijo...

Es sencillo y concentrado, las palabras dispuestas para transmitir una quietud exaltada. Una gozada.

Belén Amada* dijo...

http://amadacassandra.blogspot.com/

Ktaná dijo...

encantador ...si una gota de agua te atrapara en el silencio reventaría de amor ,

parkinson dijo...

Niza ... post muy interesante ... mantener la actualización de

Belén Amada* dijo...

ufa! hoy necesitaba leer una poesía nueva tuya... y nada*

Julián Cánepa dijo...

"la fugacidad amarilla" :)

Muy buena postal de un día lluvioso.

Free counter and web stats